El Obelisco, ciudad de Buenos Aires, fue construido en el año 1936 para conmemorar los cuatrocientos años del primer asentamiento español en el Río de la Plata en 1536, año en el que Pedro de Mendoza la llamó Santa María del Buen Aire.